Cherubina & Friends | Hoy hablamos con Cris Martinez Gijón

Si tuviéramos que elegir una palabra para describir a Cris Martinez Gijón sería, sin duda, generosidad. Desde que la invitamos a formar parte de nuestro Cherubina & Friends, compartió con nosotras la intimidad de su familia, abriéndonos de par en par las puertas de su casa. Tras una larga trayectoria profesional, Cris decidió volcarse por completo en su proyecto más importante: su familia. Convirtiéndose así, en influencer y madraza  a tiempo completo.Y junto a su marido Álvaro forman el tándem perfecto, liderando con maestría la logística de una familia de 8 miembros.  

P: Sabemos que antes de convertirte en madraza, tu andadura profesional fue muy top. ¿Nos cuentas un poco más sobre tus estudios y tu experiencia?

R: Estudié ADE en la Universidad de Málaga y al finalizar me incorporé al departamento de auditoría de una multinacional, pero no era feliz y lo dejé a los tres años. Decidí tomarme un respiro y viajar a EEUU, a mejorar el idioma y a disfrutar de una experiencia internacional. A mis padres casi les da un infarto pero necesitaba reflexionar sobre qué quería hacer con mi vida. 

A mi vuelta decidí invertir por primera vez en mí misma y realicé un Máster en ISEM, la primera escuela de negocios especializada en empresas de moda. Me surgió la oportunidad de trabajar en la revista YODONA y tras casi 5 años, me incorporé como parte del equipo de eventos y patrocinio al Grupo Editorial GYJ, con cabezas como Cosmopolitan o MariClaire. Fue una experiencia súper inolvidable pero corta, ya que a mi marido le ofrecieron liderar un proyecto en Sevilla y, pensando en lo mejor para nuestra familia, decidimos apostar por su carrera.  Nos trasladamos a Sevilla en abril de 2016 y en agosto nació nuestra segunda hija, Candela. Desde entonces y hasta el confinamiento pasé por diversos trabajos pero no conseguí reincorporarme del todo al mercado laboral, porque mi proyecto familiar era prioritario.

 

P: ¿Cómo te organizabas para compaginar trabajo y tres hij@s?

R: ¡Realizando verdaderos malabares y con mucha rutina! Aunque siempre he contado con la ayuda de nuestra querida Mari Carmen, que me ayuda con la casa, creo que ha sido clave que mi marido y yo funcionemos como un equipo y que vayamos a una. Estamos los dos igual de implicados y colaboramos a partes iguales.

P: ¿Y en qué momento decidiste dedicarte de lleno a vuestro proyecto familiar?

R: Con el nacimiento de los mellizos la logística familiar se complicó, porque Gonzalo estuvo ingresado en la UCI 26 días. Y mientras, teníamos en casa a 4 niños muy pequeños que necesitaban de toda nuestra atención. Ese mes con tantos viajes al Hospital y sobre todo con la incertidumbre de cómo evolucionaría nuestro hijo, decidí volcarme en mi familia y dedicarme exclusivamente a ella. Sentía que realmente era el lugar en el que tenía que estar. 

Pero claro, por otro lado tenía la necesidad de aportar a la economía familiar así que fue en ese verano, agosto del 2019, cuando decidí probar suerte con Instagram. Y empecé casi de casualidad, con el objetivo de compartir con mis amigos los momentos más divertidos de mi familia y nuestra logística. Nunca llegué a imaginar que podría ganarme la vida con ello.  

 

P: ¿Qué es para ti lo mejor de ser madre de familia numerosa?  

R: En mi opinión y por mi experiencia la vida te cambia infinitamente a mejor. Esto no quiere decir que antes no fuera a feliz, que lo era, ¡pero es que ahora mi felicidad se ha multiplicado por seis!

El tener tantos hijos, más allá del estrés y tensión que por supuesto genera, nos ha unido más como matrimonio. Hemos comprendido que la verdadera felicidad consiste en mirar los dos en la misma dirección y que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Pero no todo es idílico, nunca imaginé que fuera tan sacrificado y eso que vengo de una familia numerosa y sé lo que mis padres tuvieron que luchar para sacarnos adelante. Pero hasta que no estás metida en la piel de una madre de familia numerosa, no saber lo que puede llegar a ser. 

Desde fuera se ve súper bonito y se agradecen mucho los mensajes de la gente pero hemos tenido que renunciar a muchas cosas. 

P: Para las madres que nos leen, ¿nos recomiendas algún plan top para hacer con niños?

R: Soy de las que piensa que con los niños hay que pasar tiempo de calidad y de cantidad. Porque los niños, son niños sólo una vez en su vida. Ya tendremos tiempo mi marido y yo de disfrutar de miles de planes solos. Pero ahora siento la necesidad de pasar todo el tiempo que pueda con mis hijos. 

Y en cuanto a planes, creo que la clave no es tanto el plan en sí, sino conseguir que cada plan sea especial y divertido para ellos. A nosotros nos encanta coger las bicis y dar paseos por el parque de María Luisa los 8 juntos. Pero si tuviera que decir uno, uno de los mejores planes que hemos hecho ha sido ir al Zoo del Castillo de las Guardas, ¡hemos ido ya como 3 veces!

P: Seguro que te lo preguntan muchísimo, pero necesitamos saberlo, ¿cómo es el día a día en una casa de 8 miembros? ¿Cómo os organizáis para llegar a todo? 

 R: Nuestro día empieza muy temprano, nos despertamos todos a las 7 AM y tenemos hora y media para estar todos listos y salir de casa. Mientras yo me encargo del biberón de mini Cris, Álvaro se encarga del desayuno de los mayores. Luego mientras él va lavando dientes y peinando, yo voy vistiendo. Luego nos toca a nosotros vestirnos y asearnos mientras los niños se distraen jugando. Por último preparamos mochilas y salimos hacia el colegio. 

Cuando Álvaro tiene que salir temprano o no está en casa por viajes de trabajo, reconozco que a veces me entran ganas de encerrarme en el baño y llorar, pero luego cuando me veo saliendo por la puerta del garaje e invade un sentimiento de orgullo, porque he sido capaz de hacerlo todo yo sola. 

¡Pero ahí no acaba todo! Cuando vuelvo del colegio, tengo que ayudar en casa a Mari Carmen ya que sólo viene 4 horas al día y no llega a todo. Además doy un paseo a mini Cris e intento adelantar el contenido de Instagram que tengo pendiente, hacer las comidas de todos y dar de comer a mini Cris. A las 17 recogemos a los niños del colegio y después de merendar y un rato de juegos, subimos a las 19 para empezar con las duchas y con las cenas. 

Uno de los ratos que más disfrutamos en casa es el momento de antes de ir a la cama. Los niños apuran hasta el final y nos reímos muchísimo con ellos. Nos cuentan sus cosas, le ponemos sus canciones, bailan… y así hasta las 21, que se van todos a la cama.

Cuando se duermen nos queda un remanso de paz para Álvaro y para mí que aprovechamos para charlar, leer o ver nuestras series. 

Creo que no nos organizamos mal, no nos agobiamos y la clave es que ambos tenemos muy claro por lo que queremos y por lo que luchamos. Esto hace que todo tenga sentido y salga adelante.

P: ¿Algún consejo para quien sueñe con formar una familia numerosa pero no se atreva?

R: Muchos esperan al “momento perfecto” para empezar a tener hijos y necesitan tener controlado el terreno económico. Y aunque reconozco que es un factor importante y que lamentablemente frena a muchos matrimonios, considero clave tener muy clara una escala de prioridades. Hay que ser muy conscientes de que una familia numerosa exigirá sacrificios y renuncias. Y hay que trabajar mucho al generosidad, ya que tienes que compartir tu tiempo con tu familia y sólo si lo tienes muy claro, evitarás frustraciones. 

Nosotros empezamos nuestra familia siendo mileuristas y viviendo en Madrid. Pero desde el día en que nos casamos hemos luchado intensamente por cumplir nuestro sueño de formar una gran familia. 

¡Muchas gracias a Cris, Álvaro y toda la familia por compartir este rato con Cherubina!

Shop now

You can use this element to add a quote, content...