¿Alguna vez te has preguntado qué colores te sientan bien y cuáles no? ¿Sabías que depende de tu tono de piel, de ojos y de cabello? ¡Pura ciencia! Y como tal este análisis del color tiene hasta nombre propio: la colorimetría.

A través de esta podemos ser capaces de conocer los colores que más nos favorecen según los cuatro fenotipos que existen de mujer, cada uno de ellos relacionado con una estación del año. Puedes ser una mujer primavera, verano, otoño o invierno y de ello depende, como has leído antes, de varios rasgos físicos que poseemos. Conocerlos te permitirá hacer un uso adecuado del color: podrás hacer que tu piel se vea más saludable, disimular imperfecciones, atenuar las líneas de expresión e incluso suavizar rasgos muy marcados. En definitiva, se convertirá en tu mejor aliado ¡y sin necesidad de usar mil productos!

Si quieres saber qué tipo de mujer eres y que colores son los que mejor te sientan, ¡sigue leyendo!

Las mujeres primavera se caracterizan por tener una piel de color marfil, rosada o dorada y el cabello castaño claro-rubio. Además, los ojos son de color miel o verdes.

Si perteneces al rango de mujeres primavera, te sientan de maravilla los colores arena, los azules, los corales y los tonos pastel.

Encontrarás tu look ideal en modelos como el Nolan, el Sabrina y el cuerpo Keira en crudo, ¡un must-have en estas fechas tan festivas!

 

Las chicas verano tienen los ojos grises, azules verdosos, dorados o marrones. Su piel es rosada o beige, mientras que su cabello es muy rubio, tanteando el color ceniza o cobre.

Te sentarán estupendamente los colores rosas o malvas si eres una mujer verano.

Te recomendamos sin dudarlo el Goldie color vino, el Shell en color lavanda y nuestro modelo Emma en celeste, ¡te sentará de escándalo!

 

Las características de una mujer otoño son los acabados naranjas y dorados. Su piel tiene, en general, matices dorados y siempre luce bronceada (¡o al menos no les cuesta coger el color con rapidez!). La mayoría tienen los ojos marrones y con toques amarillos, aunque también pueden tener colores verdes. Sobre su cabello, tiene una iluminación natural dorada, miel, naranja o roja.

Si perteneces a este rango, utiliza los colores cálidos, oscuros y suaves como el verde militar, el mostaza, el camel o el beige, y tu tono metalizado por excelencia es, sin duda, el dorado.

Te sentará de maravilla la falda Shine o el vestido Denisse en color mostaza.

 

En cuanto a la chica invierno, se la puede definir a la perfección con los extremos. Su piel suele ser o muy blanca o muy morena, muy lisa y sin apenas lunares, ¡no hay término medio! Sus ojos se caracterizan por tener tonos fríos e intensos como el azul, el café o el negro, mientras que en su cabello predominan los colores oscuros (desde el castaño claro hasta el negro).

Vuestros colores obviamente son los fríos, oscuros y brillantes como el azul marino, morado o el verde botella, aunque también hay hueco para los tonos neutros.

Para vosotras tenemos unos vestidazos como el Katia o el Pierre en verde.

Ahora que ya puedes saber tus colores ideales, tendrás la oportunidad de sacarte aún más partido. En CHERUBINA nos encanta daros esta clase de truquitos para que os veías como verdaderas ladys. Pero ¡recordad! No hay un fenotipo mejor que otro, cada uno tiene su maravillosa particularidad que os hará ser diferentes y originales, ¡en la variedad está el gusto!

Love, Cherubina.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *