Ya llegó diciembre y comienzan los eventos de invierno donde nuestras invitadas optan por tonos más oscuros e invernales, siempre con toques dorados o plateados ¡que para eso es el mes de las celebraciones!

Hoy os presentamos un look ideal, donde el protagonista es el vestido Serpent.

Confeccionado en crepe de satén de alta calidad en un tono negro mate con un original corte en el pecho de punto con dibujo geométricos en dorado blanco y negro que aporta al vestido un toque muy original y trendy.

Hace ya algún tiempo que el estilo Baby doll viene pisando fuerte. Sin duda alguna favorecen muchísimo, son súper femeninos y coquetos, y aportan un toque dulce y retro a nuestro vestuario. Este tipo de vestidos tienen su origen en los años 60 y 70, cuando se empezó a usar la minifalda, y en esos años nos hemos inspirado para hacer este estilismo: ojos con rabillos muy marcados y peinado con montera o coleta con lazo son las claves de este estilismo.

En este primer look lo hemos acompañado con los fascinante pendientes Serafina con forma de cabeza de león, pasamanería en color negro y terminados con un borlón de flecos, dándole un toque rompedor.

Es una apuesta segura y sofisticada ¿Verdad?

Nos encanta también la opción de combinarlo con un canotier de sisal, ¿qué os parece?

El corte de este vestido sienta genial, así lo vemos en @merfalconde, la fusión del negro, blanco y dorado es siempre un acierto!

Love, Cherubina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *